Laguna Negra Wiki
Advertisement


Irene Espí Lázaro, también conocida como Sandra Pazos, es la madre de Marcos, Paula y Samuel, esposa de Andrés Novoa e hija biológica de Lola Lázaro y Salvador Espí. De niña, estuvo en el Orfanato Laguna Negra junto con su hermano Samuel Espí (conocido como Héctor de la Vega). Se parecía mucho a su futura hija Paula, e incluso tenía su mismo coeficiente intelectual. Ritter Wülf decidió adoptarla. Cambiándole el nombre por el de Sandra Pazos.


Apariciones[]

1º Temporada[]

Tras su desaparición en el barco 'Dido y Eneas', Camilo y Mateo la mantuvieron encerrada por orden de Wülf en los pasadizos del Internado. En algún momento tuvo a Samuel. Tras muchos días encerrada, Nora aparece para liberarla. Al ser perseguida por los perros, Irene deja a su hijo en el río para salvarlo. Finalmente, Saúl se lleva a Irene.

Tras hacer pensar a todos que Samuel se ahogó en la laguna, Fermín devuelve a Irene su bebé.

5º Temporada[]

Los miembros del Proyecto Géminis descubren la casa que tiene Saúl en la carretera de Tudanca, donde se esconde Irene y su hijo Samuel. Fermín les avisa a tiempo para que pueden escapar pero Irene deja a Saúl solo y huye con Samuel en un coche hacia el Internado. Allí se encuentra por los pasillos con Elsa Fernández, directora del Internado, y ésta al ver al bebé reconoce que es Samuel. Huye por la puerta de la cocina hacia el bosque junto con su hijo.

6º Temporada[]

Al huir hacia el bosque, vuelve a ser secuestrada de nuevo por Wülf. Pero esta vez se encuentra en una celda con Andrés, su marido, en la celda contigua. Un día, le cuenta todo lo ocurrido para intentar que recuerde de nuevo pero acaba descubriendo que Andrés estuvo trabajando para ellos antes del accidente marítimo. Éste amedrentado por la culpa ayuda a escapar a su mujer junto a su hijo. En su huida se la encuentra Alicia Corral, una policía, pero cuando estas se dirigen al Internado, tienen un accidente con el coche y Irene queda inconsciente. Alicia decide coger a Samuel y dirigirse al internado para buscar ayuda, pero cuando vuelve con los chicos al lugar del accidente Irene ya no está en el coche. Sin embargo, Paula ve como a lo lejos un hombre su madre en brazos. Los chicos no son capaces de alcanzarlo e Irene queda presa de nuevo por ese hombre misterioso que resulta ser Camilo. Este la tenía encerrada en lo que quedó de los laboratorios, y lo que no sabía era que su hermano Samuel también estaba encerrado en una de esas salas, pero no por Camilo, si no por los nazis antes de la explosión del laboratorio.

Después de varios intentos Samuel Espí logra huir y encuentra a Irene. Al verla le dice que es su hermano y que le prometió que iría a por ella y aunque haya pasado mucho tiempo, al fin la había encontrado. Los dos salen de los laboratorios y se dirigen al internado, es entonces cuando ven que parte del bosque esta vallado por los militares, y Héctor reconoce a Hugo por lo que le dice a Irene que no es buena idea pasar por ahí ya que ese hombre fue el que intentó matarlo y que si está con los militares es porque no se podían fiar ni de ellos.

Finalmente, cuando todos los miembros del internado están dispuestos a pasar la valla de los militares, estos los detienen porque se piensan que están infectados y aunque Martín y algunos otros profesores le dicen que ya se curaron, el teniente Garrido interviene diciendo que es mentira y que es mejor que den la vuelta. Marcos le dice que no piensan dar la vuelta y Garrido lo apunta con una pistola, es entonces cuando aparece Samuel con una escopeta y le dice que deje en paz a su sobrino, tras una pequeña charla por parte de Samuel y de los demás, Paula ve a su madre y va corriendo hacia ella, es entonces cuando los militares deciden bajar el arma y le piden a Garrido que baje la suya. Alicia detiene a Garrido y por último Jacinta lleva en brazos a Samuel para entregárselo a su madre.

Advertisement